Room to Read

Go big or Go home

“Había un dicho en Microsoft “Go big or go home” que viene a ser algo así como ” hazlo grande o vete a casa” – . El beneficio de pensar a lo grande puede ser una profecía autocumplida porque valientes objetivos atraen valientes personas.”

Un ejemplo de esto es Amazon. Jeff Bezos, su fundador, lanzó la compañía en 1995 y en su página de inicio escribía: “la más grande librería de toda la Tierra”, cuando aun no había vendido ni un libro. Sus abogados se echaron las manos a la cabeza pero Jeff fue valiente y tenaz. Aseguró que él construiría la librería más grande de todo el mundo, captando así la atención de inversores, medios de comunicación y clientes que ayudaron a que se hiciese realidad. Amazon es un caso de profecía autocumplida.


Esta anécdota la cuenta John Wood en su libro autobiográfico “Leaving Microsoft to Change the World- An Entrepreneur’s Odyssey to Educate the World’s Children”“Dejando Microsoft para cambiar el mundo” (ed. Harper, 2006). Este ex-ejecutivo de Microsoft un día decidió dejar su trabajo y buena posición por su sueño: crear bibliotecas en lugares del mundo donde los niños y niñas no tienen acceso a la lectura porque no tienen libros qué leer.

Sacando partido a su experiencia  y del aprendizaje de otros soñadores, emprendedores, ex-compañeros de profesión, etc. decidió embarcarse en lo que fue su gran éxito de vida Room to Read. Hoy es una gran fundación que continúa con su objetivo de acercar la magia de la lectura a TODO el mundo. Y lo pongo en mayúsculas porque desde el principio pensó a lo grande como le enseñaron en Microsoft.

Empezó enviando un mail a todos los contactos y amigos donde les pedía que donasen libros que ya no utilizaban, de todas las edades y de todo tipo. Y desde que dió ese pequeño paso su semilla no ha parado de crecer. Hoy llevan construidas más de 20.000 escuelas y bibliotecas, escolarizando a más de 4.000 niñas que no tenían acceso a la educación por discriminación económica.

Esto sí es un buen ejemplo de Idea llevada a la Acción. Mientras relata la historia te das cuenta cómo la motivación ha sido fundamental  para conseguir su meta. Cuando se sentía nervioso o con miedo por la envergadura del objetivo que se había propuesto recordaba lo que le motivó a embarcarse en este proyecto:

“Mira, hay dos caminos para quitar una tirita: lento y con dolor, o rápido y con dolor. Tú eliges(…)” -“Sabía lo que quería. Era el momento”. 

Escribir un Comentario

comentarios

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *