Acerca de esta orientación particular de la psicología

jugando al ajedrez

No sé de ajedrez pero sí algo de Terapia Breve

Internet está lleno de citas sobre el ajedrez como ejemplo de vida. Pero ha sido en  el libro Focused Problem Resolution –  Selected papers of the MRI Brief Therapy Center, donde he encontrado una cita acerca de la metáfora del ajedrez y el por qué somos terapeutas breves.

En el capítulo On becoming Family Therapist, los autores (Fisch, Watzlawick, Weakland y Bodin) llaman la atención del peligro que jóvenes psicoterapeutas se dejen llevar por las corrientes tradicionales donde la terapia es un lugar que busca respuestas a un porqué en lugar de un para qué.

Estas corrientes, sigue el artículo, creen indispensable conocer la relación entre los eventos causales del pasado y el problema que los trae a terapia. Su propuesta, en cambio, se basa en su extendido conocimiento de la teoría de sistemas y confirman el concepto de equifinalidad de Von Bertalanffy’s (1962). Éste hace referencia a que “un sistema de comportamientos puede ser bastante independiente de sus condiciones iniciales y determinado sólo por sus parámetros presentes” (traducción del autor). Para explicar esta propuesta juegan con unas de sus comparaciones favoritas: el juego del ajedrez.

Veamos:

 

“Imagina una persona que no conoce el juego del ajedrez, viaja a un país que no conoce la lengua y se encuentra dos personas enganchadas en una obvia actividad simbólica – están moviendo figuras en un tablero. Aunque no puede preguntarles por las reglas y objetivo del juego, después de un tiempo suficientemente largo de ver sus comportamientos será capaz de deducir las reglas subyacentes a sus interacciones. Esto lo hace sin tener ningún conocimiento del pasado o de los estados internos de los jugadores, o del “significado” de su juego. Por supuesto, él podría, si quisiera, tener fantasías sobre su significado pero tendría la misma importancia para entender el sistema de interacción de estas dos personas como un astrólogo tiene para un astrónomo.”

 

Esta es una de las razones clave por las que la terapia puede ser más breve que las terapias más tradicionales.

quote caballo de GPA

 

 

Para quien tenga interés en el libro, se trata de  una compilación de artículos publicados y no publicados por investigadores del MRI Brief Therapy Center. Está editado y compilado por R. Fisch, W. A. Ray y K. Schlanger – Zeig, Tucker and Theisen, Phoenix, AZ 2009.

 

 

estrecho_mesina2

Lo que deberías saber sobre constructivismo radical

Cuenta Ernst Von Glasersfeld en el libro La Realidad Inventada que el primer constructivista se conoció en el siglo XVIII. Fue Giambattista Vico y le siguieron Ceccato y Jean Piaget (éste último nos será más conocido a los que estudiamos psicología, pedagogía, magisterio…). La posición constructivista conduce a hacer del hombre pensante el único responsable de su pensamiento, conocimiento y por ende, conducta frente a otros posicionamientos más biologicistas y conductistas donde el responsable va a ser los genes o el medio ambiente.

Esta es la idea principal de este filósofo cibernético que  influyó en el libro que os estoy presentando. Para él es fundamental la diferencia entre la palabra calzar y corresponder. Algo puede calzar pero no significa que corresponda, sólo podemos saber lo que ésta no es. Pero mejor un ejemplo ¿verdad? Yo al menos con el ejemplo del navío pude entender mejor lo que quiso decir:

estrecho_mesina2Imaginad un barco que debe cruzar un estrecho de mar por la noche. El marinero no tienen mapa, ni conoce la configuración del estrecho ni carta marina que lo oriente, ni faro ni ninguna otra ayuda.  El navío se va a encontrar frente a dos posibilidades:

– naufragar, lo cual significaría que el camino escogido no era el correcto

– cruzar el estrecho y seguir navegando ahora ya por el mar abierto.

¿Qué significaría esta segunda opción?

El barco estaría demostrando que el rumbo que tomó no lo llevó a chocar. Pero ese camino que escogió no le está diciendo al capitán la verdadera configuración del estrecho. No sabe si estuvo siempre seguro y a salvo o por contra, si estuvo próximo a la catástrofe; es decir, que en realidad pasó el estrecho como si fuera un ciego.

Volviendo a la idea inicial, Ernst Von Glasersfeld concluye por lo tanto, que el camino calzó las condiciones pero éste no correspondía necesariamente con la verdadera naturaleza del estrecho. Si continuamos desarrollando este pensamiento vamos a ver entonces que no es lo mismo saber que realidad. Calzar o encajar describen unas capacidades de la llave pero no de la cerradura porque puede haber muchas llaves que la abran (y de eso los ladrones entienden mucho). Podemos saber pero no significa que lo que conocemos corresponda con la realidad.

Como dice Alcmeón en la cita que da inicio al capítulo:

Los dioses poseen la certeza pero a nosotros como hombres

nos ha sido dado sólo conjeturar”

Este es un breve resumen del primer capítulo que pienso da bastante para pensar. Si bien el libro puede ser algo denso de leer en algunos momentos os aseguro que no os va a dejar indiferente.

imagen-blanco-y-negro-de-la-cabra-14056849

¿Terapia Individual o Terapia Sistémica?

Esta es una anécdota acerca de la Terapia Sistémica que un colega de profesión, Miguel Yumibe desde Perú, me compartió un día para que debatiésemos sobre el tema. Le propuse extenderlo y hacerlo público.

“Quiero explicar esta idea a partir de una anécdota que me contó mi padre.  Resulta que él trabajó un tiempo como vendedor de ropa en los pueblos de la sierra peruana. Un día llegó a un pueblo y realizó un trueque con un lugareño: éste consistía en que mi padre le daba unas prendas y él le entregaba un chivo (cabrito). Después que terminaron el negocio mi padre se quedó con el animal en sus manos. De pronto, no sabe cómo el animal se le fue de las manos y comenzó a correr tras el chivo para atraparlo, desesperado por recuperar el capital y las ganancias que representaba dicho animal.

Imágen de CabritillosLas ansias por atrapar al chivo, hacían que fuera tras él y acercarse lo más que pudiera para atraparlo, parecía que ya lo tenía en sus manos, y cuando sentía que terminaría por atraparlo el animal más se alejaba de él. Esto se repitió por varias oportunidades a la vista y paciencia de los lugareños quienes no mostraban reparos en reírse a mandíbula batiente, ante semejante espectáculo.

Cuando mi padre quedó agotado por el esfuerzo realizado en sus constantes intentos, se acercó el  señor que le había hecho el trueque y le dijo que se despreocupara porque él lograría atrapar a dicho animal. Fue hacia el corral donde están el resto de chivos, los sacó a todos y cuando el chivo escurridizo vio a la manada se acercó al grupo y lo atraparon con una facilidad increíble.”

 

Esta historia, en mi opinión, refleja muy bien la diferencia entre las terapias individuales y sistémicas. Desde las primeras, el psicólogo va a tratar de curar el síntoma como lo hacía el padre de Miguel: acosta de un esfuerzo y tiempo considerable. En cambio, una terapia sistémica va a tener en cuenta el contexto donde está ese síntoma, que no es más que el sistema del que forma parte. Todos los elementos que lo componen van a estar al servicio del terapeuta para “atrapar” el chivo-síntoma pero con una brevedad que no habrá agotado ni al terapeuta ni por supuesto al cliente. De tal manera, y en palabras del propio Miguel:

La terapia no consiste en correr tras el síntoma para atraparlo. Es el arte de crear condiciones contextuales sorpresivas para atraparlo, controlarlo y extinguirlo si fuera necesario.” 

Gracias por permitirme compartir esta idea con todos.

descarga (2)

Seas o no psicólogo, te presento a Erickson: todo un personaje para descubrir

Si estás interesado en temas relacionadas con las ciencias humanas, cómo no te va a atraer y captar la atención un personaje que ya en los años 50 decía:

“lo que tu no te das cuenta, es que la mayor parte de tu vida está determinada inconscientemente”.

foto_milton

 

“¿Sabes? tuve una terrible ventaja sobre los otros. Tuve polio y estuve totalmente paralizado, y la inflamación era tan grande que tuve también parálisis sensorial. (…) ¿y cómo pude entretenerme a mí mismo? Empecé a observar a la gente y al ambiente.”

Y así fue como con esa curiosidad que destacaba desarrolló su talento y creó la hipnosis ericksoniana. Milton H. Erickson (1901 – 1980) decía que ” la gente utiliza unos pequeños movimientos indicadores, unos movimientos de adaptación que son muy reveladores para quien los observa”. Nos anima a aprender a mirar, a ver con una finalidad.

 

He leído que la utilidad principal de su método es en realidad que desarrolla las cualidades del terapeuta. Sus intervenciones empezaban por la observación minuciosa de la comunicación para comprender a la persona en su especificidad y no reducirla a categorías. Esta es una de las cuestiones que pienso que nos puede incumbir a todos, seamos o no de la profesión. Entender la unicidad de cada uno para no tacharlo con prejuicios y falsas creencias. Para entender que cada uno tenemos nuestro propio mapa mental y vivencias y debemos ser flexibles en la comprensión del otro. A mí al menos me sirve para mi día a día.

Además, se fijaba en la forma en que la gente cambia y el tipo de mensajes que provocan estos cambios. Porque en lo que creía únicamente era en la observación, el trabajo y la experiencia. Así era como “el gurú de Phoenix” siempre estaba aprendiendo de lo que le rodeaba y no sólo en el despacho, la escuela era su vida.

paso a paso

A Milton H. Erickson  le costó 10 años volver a aprender a caminar pero fue en esa situación donde aprendió la piedra filosofal de su método: fijar unos objetivos concretos y alcanzarlos progresivamente, paso a paso. Orientación hacia un fin: la característica más importante tal vez de su vida y de su obra. “Proponeos siempre un objetivo concreto en un futuro próximo” decía. Como terapeuta, entiende que el cambio va a venir por medio de unas experiencias graduales: un primer paso, un segundo, un tercero y se puede recorrer un largo camino. ¿Cómo lo hacía? Activando los propios recursos internos del paciente.

Me encanta estar leyendo y aprendiendo de este mago de la terapia, porque además, si hay una frase que repito y ya hasta me caracteriza cuando de primeras el problema se hace complicado es “vamos a ver: paso a paso. O tambiénPoco a poco y vamos por partes” porque está bien enredado y por algo manejable habrá que empezar.

Cuando trabajaba con los niños hacíamos una ficha en la que una vez estaba definido el problema que tenían, lo dividían en 3 problemitas más trabajables, más realistas y por tanto realizables. Milton H. Erickson junto con otras habilidades, como la capacidad de saber qué escuchar y hablar el lenguaje de la persona, supo hacer una terapia de este proceder y así ayudar a muchas personas de forma breve. En el libro Mi voz irá contigo podréis leer en forma de cuentos cortos y de historias reales esto que os explico.

 
 

Grupo Palo Alto y nuestro trabajo en las escuelas

He empezado a trabajar en la non-profit u ONG Grupo Palo Alto liderada por Karin Schlanger. Nuestro trabajo consiste en dar soporte a familias a través de las escuelas de la ciudad de East Palo Alto.

east palo alto

Esta ciudad de 30.000 habitantes es tristemente conocida por su alto grado de violencia y porque las familias son mayoritariamente extranjeras, principalmente latinas y de las Islas del Sur del Pacífico. La paradoja de este “pueblito” es que está al lado de Palo Alto, otra población conocida por ser uno de los lugares más caros y ricos de Estados Unidos. Cuando estás allí lo que ves es como una carretera separa las dos poblaciones mostrando así las grandes diferencias de una y otra: extrema riqueza versus pobreza.

En este artículo que os enlazo describo cómo es posible trabajar en las escuelas desde nuestra visión sistémica y breve de hacer terapia. La problemática de los casos que nos encontramos son a grandes rasgos problemas de bandas con uso de armas de fuego, embarazos precoces, drogas y abuso y maltrato sexual. Para todos ellos,es importantísimo conocer  el marco contextual (cultural) en el que se mueve el cliente para que así nuestra intervención sea lo más eficaz posible.

 

 

Mental Research Institute, Palo Alto

MRI sin fecha de caducidad

Estoy leyendo la Escuela de Palo Alto, un buen libro de Jean-Jacques Wittezaele y Teresa García donde de forma muy cercana nos explican la historia y evolución de las ideas esenciales de este Grupo de personas tan influyentes en el paradigma sistémico que se encontraron en, para mí siempre pueblo de, Palo Alto. Y empieza así:

“¡Es difícil encontrar una ilustración mejor del constructivismo que la llegada al MRI! Uno no espera tener que repetir el nombre del instituto al taxista y sobre todo ver cómo levanta las ceja con un aire interrogador cuando está seguro de haberlo comprendido correctamente. No conocen el MRI, incluso en Palo Alto, sobre todo en Palo Alto. “¿Forma parte de la Universidad de Stanford?” “No.” Bien, habrá que contentarse con la dirección. Y una vez allí, es el visitante el que recibe el choque. Desde luego, ya sabía que no es un edificio inmenso, pero a pesar de todo…

Un pequeño cuadro de césped, un pequeño letrero de madera con las 555middlefield-271x300letras MRI y el número, 555. Estamos en Middlefield Road, a dos pasos de la calle comercial principal de Palo Alto. “Pequeña ciudad californiana”, como acostumbramos a llamarla; pero ¡también hay que aclarar los criterios de comparación! Palo Alto se encuentra entre San Francisco y San José, en la entrada del Silicon Valley, y no es ya el pequeño refugio de paz adonde los ricos venían a retirarse y a disfrutar del sol y del cielo azul, apenas hace veinte años. La ciudad ha crecido, el tráfico también, sin hablar del precio de los alquileres (…) El instituto es un pequeño edificio rectangular, de treinta metros por veinte aproximadamente; se entra en él por una especie de porche con una reja de hierro forjado que se cierra por la noche y que da a un pequeño patio arbolado desde el que arrancan dos escalera que conducen al primer (y único) piso del edificio. Esto es en cuanto al decorado. Sharon está en la recepción y allí descubrimos la lista del personal en los buzones, como en cualquier oficina, salvo que se nos encoge un poco el corazón al leer los nombres de Bodin, Fisch, Riskin, Segal, Weakland, Watzlawick…Esta vez no hay duda, ¡hemos llegado!”

Este extracto del libro fue relatado en 1992. Lógicamente no somos eternos y los nombres en los buzones han cambiado, pero os aseguro que el MRI permanece exactamente igual. Sorprende, y mucho, cuando llegas al corazón de lo que se conoce como la cuna de la tecnología. Esperas un espacio totalmente innovador y te encuentras lo que describe el autor del libro: un edificio de los años 60. Es una paradoja más de la Terapia Breve. Sin embargo, lo más importante es el espíritu añejo que se respira en cada esquina, añejo y de respeto a las figuras que lo fundaron. La esencia no ha variado nada. equipo-mriEn el Centro Latino de Terapia Breve del MRI se sigue ofreciendo servicio de terapia cuasi-gratuita a todo aquel que venga, porque la mayoría son familias latinas de bajos recursos económicos.  Así también, el objetivo de los fundadores era que el Centro Latino fuese un lugar de estudio y reflexión para la mejora de la Terapia Interaccional, para hacerla más efectiva y eficaz. Permanece igual.

Y estoy segura que Karin Schlanger nos recibe  igual de pizpireta que en aquellos tiempos en que estuvo  rodeada de los mejores.  Y es que en ella no parece que pasen los años. Le encanta enseñarnos y transmite su pasión por la terapia subrayando que “lo que hacemos nosotros es Terapia Breve Resolución de Problemas como estilo de vida”.  No se trata “sólo”de sanar el sufrimiento sino que es una forma de mirar el mundo.

cropped-bt2012-header

Un rápido paseo por el Congreso de Terapia Breve en San Francisco

Tres meses han pasado y aun no he informado del Congreso que se celebró el pasado mes de diciembre. Los nombres  más reconocidos de la Terapia Breve y Estratégica se dieron lugar en San Francisco. Fueron cinco días completos de grandes workshops, seminarios y mesas redondas en las que tuve la oportunidad de asistir en calidad de voluntaria. Fue una gran experiencia que si bien tenía que trabajar y no podía escoger las conferencias a las que quería ir, me permitió la oportunidad de estar cerca, hablar y tener un contacto más informal con grandes expertos en la materia.

Milton H. Erickson

El grupo de Conferencias lo organizaba The Milton H. Erickson Foundation, que bajo la dirección de  Jeffrey K. Zeig hizo y está haciendo un gran trabajo para promover las ideas y pensamientos que nos dejó su mentor Milton H. Erickson. Como curiosidad, estas conferencias siempre se celebran conmemorando su fecha de nacimiento.

 

Si bien el título del congreso es Terapia Breve la realidad de los workshops no era tal. Lógicamente hubo muchos seminarios sobre Hipnosis a cargo de Brent Geary, Ernest L. Rossi o Michael Yapko; también importantes representantes de la PNL como Robert Dilts  o Stephen Gilligan pero además hubo una gran mayoría de charlas centradas en Mindfulness y Terapia de Pareja con especialistas como Harriet Lerner, Esther Perel o Michele Weiner-Davis. Aun así, allí estaban grandes discípulos de los padres de la Terapia Breve como Wendel Ray o el propio J. Zeig. Ellos eran unos de los cuantos exponentes de la Terapia Breve auténtica pero no muchos otros que según ellos se hacían llamar terapistas breves simplemente porque pensaban en soluciones y se basaban en el ahora. Y quiero señalar esto, porque justamente hacer Terapia Breve no es un recetario de técnicas. Hacer TB va más allá: es un modo de ver las cosas, de ver la vida en claves comunicacionales e interaccionales dentro de un sistema.

Entre las muchas y bonitas vivencias compartidas con conferenciantes y otros voluntarios destaco el discurso que dió Paul Ekman describiendo su trabajo en “microexpresiones” faciales para detectar las mentiras. Descubrí a Scott Miller, conocí los trabajos llevados a cabo en Italia por Fabio Leonardi y Gerry Grassi  pero sobre todo quedé impresionada por todo lo que decía  Erving Polster. Oirlo hablar en Mesas Redondas era interesantísimo por toda su experiencia y sabiduría pero en una master class acerca de las posibles relaciones entre la Terapia Gestalt y la Breve con Hipnosis fue una auténtica pasada. Verlo en acción era como si rejuveneciese 30 o 40 años, daba igual, sus ojos se iluminaban y la energía que desprendía como terapeuta fue impactante.

Con esto que cuento ya estoy esperando con impaciencia la del próximo año ¡The Evolution of Psychotherapy! Si entráis en las webs que he enlazado veréis las fotos para poner caras a tanto nombre. Me parece interesante tener la lista de ponentes como referencia de profesionales que están aportando gran número de publicaciones para el desarrollo de la Psicoterapia y Breve.

71zHcOq4fjL

Profecía autocumplida y el diagnóstico de Trastorno Mental

– Este es un artículo que escribí para el Forum del Grupo Palo Alto y que lo traigo traducido para compartir con vosotros –

 

Elyn Saks es profesora de Derecho en la University of Southern California Gould School. Además, también fue diagnosticada con esquizofrenia cuando era joven. Su doctor le dijo que no podría ser capaz de mantener un trabajo, ¿por qué? Porque el profesional pensó que sería mejor para ella tener bajas expectativas.

NPR  (National Public Radio en Estados Unidos) trae esta fascinante historia. Cuando la escuché, me recordó a la idea de la Profecía Autocumplida que describe Paul Watzlawick en La Realidad Inventada:

la realidad inventada P. Watzlawick

 

“Una profecía que se autocumple es una suposicion o predicción que, por la sola razón de haberse hecho, convierte en realidad el suceso supuesto, esperado o profetizado y de esta manera confirma  su propia “exactitud”.”

¿No crees que la historia de Elyn podría ser un caso de profecías que se autocumplen? P. Watzlawick explica las consecuencias de tal profecía en psiquiatría:

 

“Notemos aquí tan solo que una parte esencial del efecto autocumplidor de los diagnósticos psiquiátricos descansa en nuestra firme convicción de que todo lo que tiene un nombre deber por eso mismo existir realmente. Los diagnósticos psiquiátricos deberían hacerse teniendo en cuenta esta convicción.”

 

Me pregunto cuanta gente diagnosticada como Elyn o con otro diagnóstico de Trastorno Mental han creído lo que los profesionales les han dicho acerca de su pronóstico.  En este artículo del New York Times  la protagonista explica:

“La psiquiatría convencional y sus categorías diagnósticas dicen que personas como yo no existimos. Ni tengo esquizofrenia (por favor, díselo a mis delirios eso), o no puedo haber conseguido lo que tengo (por favor, entonces habla con el comité de la universidad para la que trabajo). Pero yo trabajo y yo tengo esquizofrenia. Hemos emprendido con otros colegas de U.S.C y U.C.L.A. un estudio para demostrar que no soy un caso único. Hay otros con esquizofrenia y sus correspondientes síntomas como alucinaciones o delirios que tienen logros académicos y profesionales altamente cualificados.”

Como terapeuta nosotros tenemos mucha responsabilidad, al igual que este psiquiatra, cuando familias o parientes nos piden nuestra opinión sobre los problemas que presentan. Nos están pidiendo su pronóstico. Es entonces  cuando pienso la importancia de no perder de vista lo que P. Watlawick nos recuerda. Tenemos descripciones, estudios, investigaciones, estadísticas y datos pero no lo sabemos todo sobre la persona que tenemos delante. No sabemos lo que pasará. No podemos predecir el futuro. No podemos crear falsas expectativas “por si acaso” y entonces limitar el futuro con profecías autocumplidoras. Cada paciente no es un número. En Terapia Breve, cada persona, cada caso, cada sesión de terapia es único.

Room to Read

Go big or Go home

“Había un dicho en Microsoft “Go big or go home” que viene a ser algo así como ” hazlo grande o vete a casa” – . El beneficio de pensar a lo grande puede ser una profecía autocumplida porque valientes objetivos atraen valientes personas.”

Un ejemplo de esto es Amazon. Jeff Bezos, su fundador, lanzó la compañía en 1995 y en su página de inicio escribía: “la más grande librería de toda la Tierra”, cuando aun no había vendido ni un libro. Sus abogados se echaron las manos a la cabeza pero Jeff fue valiente y tenaz. Aseguró que él construiría la librería más grande de todo el mundo, captando así la atención de inversores, medios de comunicación y clientes que ayudaron a que se hiciese realidad. Amazon es un caso de profecía autocumplida.


Esta anécdota la cuenta John Wood en su libro autobiográfico “Leaving Microsoft to Change the World- An Entrepreneur’s Odyssey to Educate the World’s Children”“Dejando Microsoft para cambiar el mundo” (ed. Harper, 2006). Este ex-ejecutivo de Microsoft un día decidió dejar su trabajo y buena posición por su sueño: crear bibliotecas en lugares del mundo donde los niños y niñas no tienen acceso a la lectura porque no tienen libros qué leer.

Sacando partido a su experiencia  y del aprendizaje de otros soñadores, emprendedores, ex-compañeros de profesión, etc. decidió embarcarse en lo que fue su gran éxito de vida Room to Read. Hoy es una gran fundación que continúa con su objetivo de acercar la magia de la lectura a TODO el mundo. Y lo pongo en mayúsculas porque desde el principio pensó a lo grande como le enseñaron en Microsoft.

Empezó enviando un mail a todos los contactos y amigos donde les pedía que donasen libros que ya no utilizaban, de todas las edades y de todo tipo. Y desde que dió ese pequeño paso su semilla no ha parado de crecer. Hoy llevan construidas más de 20.000 escuelas y bibliotecas, escolarizando a más de 4.000 niñas que no tenían acceso a la educación por discriminación económica.

Esto sí es un buen ejemplo de Idea llevada a la Acción. Mientras relata la historia te das cuenta cómo la motivación ha sido fundamental  para conseguir su meta. Cuando se sentía nervioso o con miedo por la envergadura del objetivo que se había propuesto recordaba lo que le motivó a embarcarse en este proyecto:

“Mira, hay dos caminos para quitar una tirita: lento y con dolor, o rápido y con dolor. Tú eliges(…)” -“Sabía lo que quería. Era el momento”. 

Creencias como cadenas

¡Menudas Ideas tienes en la cabeza!

Hay Ideas que brotan en nuestra cabeza como champiñones pero se quedan en meras fantasías. La mayoría de las ideas que tenemos crecen con el objetivo de ser llevadas a cabo, de que se materialicen en acciones como contaba en la presentación de este blog. Los creativos saben mucho de esto, los emprendedores también, pero yo prefiero referirme a ideas cotidianas que tenemos absolutamente todos en nuestro día a día y nos van formando como personas.

Estas Ideas son las que nos explican cómo es el mundo, ideas que nos sirven para entender porqué ocurren las cosas y que se conocen como Creencias. Las creencias son afirmaciones sobre el significado de algo y van conformando nuestra personalidad y nuestra interpretación de lo que es el mundo que nos rodea. Acaban siendo, por tanto, conceptos muy arraigados que llegan a nosotros por nuestra propia experiencia  y también durante la infancia por nuestros educadores (profesores, padres, familia, televisión…).
Creencias como cadenasSin embargo, llega un momento en el que estas ideas no nos son impuestas, ya que nosotros elegimos qué ideas queremos tener y qué queremos pensar. Lo que pretendemos es que tengan consistencia con nuestro día a día.

Una vez tenemos “etiquetadas” nuestras creencias entonces es positivo plantearnos preguntas como ¿me conviene seguir creyendo esto? ¿me ayuda a sentirme bien? ¿me ayuda a ser mejor persona? Esta es una tarea que se hace habitualmente en terapia. El psicólogo Albert Ellis hizo un trabajo muy bueno en el análisis de las creencias irracionales y las catalogó en una docena. Es importante conocer cuales tienen más peso en nosotros y saber si nos están limitando en nuestro deseo de crecer como personas.

En Terapia Breve muchas veces no se trabaja directamente con las creencias ya que no pretende ser una terapia de crecimiento personal en sí misma. Sin embargo, sí se tienen en cuenta puesto que las creencias son el alimento de las profecías autocumplidas. Por ejemplo, si para alguien una de sus creencias es “no puedo quejarme, sino seré una persona débil” todas las soluciones que buscará para tratar de resolver su problema estará relacionada con esta creencia y por lo tanto la terapia irá enfocada a buscar las soluciones fuera de esta creencia y no hacer más de lo mismo. Nos olvidamos que la solución está siempre fuera del cuadrado (¿recordáis el artículo Nuestras Soluciones Intentadas en un juego?).

Y es que nuestro bienestar y salud mental está relacionado con nuestra flexibilidad para cambiar y mejorar nuestras creencias. Si somos conscientes de ellas porque son el filtro por el que pasan mis comportamientos, entonces significa que puedo manejar mi vida mejor, porque soy más dueña de ella.

Decía Punset muy divertido en esta entrevista:

“Si hasta la estructura de la materia cambia, ¿cómo no vais a cambiar de idea?”

y le contestaba un usuario,

“dice el ZEN: sólo el cambio es permanente…”

he aquí la paradoja.

bufalos

Mentalidad de búfalo

Explica Rory Vaden en su libro sobre la autodisciplina que para desarrollar este hábito debemos adoptar la mentalidad del búfalo. Yo me sirvo de este ejemplo para reflexionar sobre como tratamos de solucionar las cuestiones que nos surgen día a día.

bufalosResulta que cuando viene la tormenta, las vacas, predeciblemente, lo que hacen es escapar y tratar de dejar atrás la tormenta. Pero, claro, como sabemos, las vacas no son muy veloces por lo que la tormenta acaba alcanzándolas. En cambio, lo que hace el búfalo cuando siente que la tormenta se acerca es algo verdaderamente único. Esperan justo el momento en que la cresta de la tormenta esté encima para que en ese momento se dirijan directamente hacia ella. Lo que consiguen de esta manera, es que la tormenta pase por encima de ellos minimizando los daños que les ocasiona.

Diariamente muchos de nosotros tratamos de evitar el conflicto cuando es inevitable. Tratamos de ignorar el problema pensando que no es gran cosa para luego tratar de escapar de él en el último momento, pero es ineludible porque éste vuelve. Desafortunadamente, los problemas tienden a agravarse cuanto más los ignoramos y acaban llegando con más fuerza siendo imposible su postergación. Un ejemplo de esto son los miedos y fobias. Así mismo, lo comentábamos  en anteriores artículos,  la profecía autocumplida y/o nuestras soluciones intentadas lo que hacen es reforzar al problema en sí mismo.

La idea es que afrontemos  cuestiones inevitables que se nos presentan en el día a día de cara, como los búfalos. La clave del cambio no está en procrastinar, dejarlo para otro día o para cuando ya no haya más remedio, sino abordar de frente nuestros retos, puesto que nosotros somos los únicos que sabemos el precio que se paga por ello.

 

 

Rory Vaden, es autor del  New York Times bestseller Take the Stairs: 7 Steps to Achieving True Success (Perigee)

9 puntos

Nuestras Soluciones Intentadas en un juego

Hoy rescato un párrafo del libro Cambio. Sus autores son Paul Watzalwick (de quien ya os había hablado) junto con Weakland y Fish. Ellos desarrollaron la Terapia Breve en el MRI de Palo Alto.

Os transcribo el siguiente ejemplo extraído del libro:

9 puntosLos nueve puntos representados en la figura deben ser conectados entre sí mediante cuatro líneas rectas sin levantar el lápiz del papel. Inténtalo si no conoces este problema.

Casi todos los que intentan por vez primera resolver este problema introducen como parte de la solución un supuesto que hace esta última imposible.

El supuesto consiste en que los puntos constituyen  un cuadrado y que la solución debe hallarse dentro de este último, condición autoimpuesta que no está contenida en las instrucciones. Así pues, el fallo no reside en la imposibilidad de la tarea, sino en la propia solución intentada.  Habiéndose creado así el problema, no importa la combinación de las 4 líneas que se intenta y el orden en que ello se haga: se terminará siempre, por lo menos, con un punto no conectado.

solución 9 puntosEllo significa que se pueden recorrer todas las posibilidades (…) existentes dentro del cuadrado, pero que jamás se resolverá el problema. La solución consiste en un cambio2, en abandonar el campo en que se intenta la solución y al que no puede estar contenida.

Todos nos hemos sentido encerrados en alguna ocasión en una especie de jaula y entonces daba lo mismo que intentásemos hallar la solución de un modo sereno y lógico o bien, lo cual es más frecuente, recorriendo frenéticamente círculos viciosos.

Este ejemplo tiene muchas connotaciones pero si por algo lo traigo aquí es por hacer un acercamiento al mundo de las soluciones intentadas. Aquellos intentos para cambiar algo que lo único que hacen es perpetuar el problema porque la solución no está dentro del cuadrado sino fuera.

 

Ejemplo extraído del libro Cambio, formación y solución de los problemas humanos. P. Watzlawick, J. H. Weakland y R. Fisch, ed. Herder, 2007

good luck, bad luck, failure

Reestructurando el fracaso (parte II)

Reestructurando el concepto de fracaso…

Explica un cuento chino la historia de un viejo granjero que tenía un caballo para cultivar sus campos. La gente del pueblo, que era muy pobre, al verlo montado sobre el caballo, decían siempre:
-¡Qué buena suerte tienes por tener un caballo que te ayuda a trabajar el campo!
A lo cual el granjero siempre les contestaba encogiéndose de hombros y restándolgood luck, bad luck, failuree importancia:
– ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? Quien lo sabe… ya se verá…
Sucedió entonces que un buen día el caballo se escapó a las montañas. En cuanto los vecinos se enteraron fueron a ver al granjero para lamentar su desgracia. El granjero no obstante, les replicó con su habitual calma:
– ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? Quien lo sabe… ya se verá…
Pasadas unas semanas y cuando ya nadie lo esperaba, el caballo finalmente regresó. Pero no regresó solo, trajo consigo cuatro caballos salvajes. Corrió la voz y la gente del pueblo se acercó a visitar al granjero y así poder compartir su alegría.
-¡Qué buena suerte has tenido! No solo vuelves a tener tu caballo sino que ahora además tienes cuatro magnificos caballos que podrás domar y vender.
El granjero impasible respondió de nuevo:
– ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? Quien lo sabe…ya se verá…
El granjero tenía un hijo que se ofreció inmediatamente a domar los caballos. Al día siguiente, al salir el sol sacó el primer caballo del establo y lo quiso montar. Pero el caballo en su intento de liberarse tiró al hijo del granjero al suelo con tan mala fortuna que éste se rompió ambas piernas. Una vez más el pueblo entero se acercó hasta la granja para compadecerse de la mala suerte del granjero.
– Que mala suerte has tenido. ¿Quien te ayudará ahora en las pesadas tareas de la granja? Sin embargo, el granjero dijo una vez más:
– ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? Quien lo sabe… ya se verá…
Unos días más tarde, llegó el ejército a reclutar a todos los jóvenes del pueblo porque el país se había declarado en guerra. No obstante cuando vieron que el hijo del granjero tenía las piernas rotas, lo dejaron en la granja junto a su padre. Apenas se enteró el pueblo, la gente corrió a ver al granjero para felicitarle puesto que era el único joven de todo el pueblo que se había librado de ir a la guerra. Una vez más, el granjero se encogió de hombros y con una sonrisa tranquila les dijo:
– ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? Quien lo sabe…ya se verá…”

Y así termina la historia.Vaya, vaya… lo que en principio parece un fracaso luego resulta una buena noticia. Cuando decidimos tomar una Acción no sabemos lo que es mejor o peor puesto que nunca tenemos la certeza de cómo va a resultar. Además, son siempre un conjunto de factores los que están relacionados (la realidad es circular, pero esto lo dejo para otro día). Lo mejor que podemos hacer es analizar las opciones con nuestra razón y experiencia para luego pasarlo por el tamiz de las emociones y valorar nuestro grado de motivación ya que de aquí saldrá la fuerza para lograrlo. Entonces es cuando podremos reestructurar si la decisión que hemos tomado ha sido un fracaso o no.

Tirarse a la piscina

¡Vamos valiente, fracasa!

Tirarse a la piscinaFracaso: en tiempos en que un buen modelo de Ideas&Acciones es ser Emprendedor, se nos llena la boca de tópicos que dicen ¡si no hay fracasos, al contrario, todo son aprendizajes! Sí, claro… es fácil decirlo pero a ver quien es el valiente que se tira a la piscina, aun y con flotador, sabiendo que tiene a no sé cuantos observadores esperando a ver si lo consigue, y que cuando sale de la piscina porque le ha dado un calambre, supongamos, muchos le digan ¡si es que… quien te diría a ti que te metieses en el agua! o bien, ¡si es que… lo tendrías que haber hecho así!

Reconozcamos que tenemos la tendencia a criticar a aquél que se sale de lo convencional, de la norma, aquél que no sigue el patrón establecido, y si encima ese proyecto es un “fracaso” ni te cuento, puesto que su imagen y descrédito aumentará. Y no sólo estoy pensando en el aspecto puramente económico, el miedo al fracaso constituye una cuestión social que va más allá y penetra en el área de las relaciones y valores porque ¿cómo es qué cuesta tanto que alguien se fíe del que emprendió y fracasó?

No voy a ponerme a describir las diferencias entre un país y otro, pero sí voy a intentar enriquecerme ante lo que aquí, en EEUU, es un valor y en España (desconozco si en el resto de Europa también) aun no. Está claro que uno aprende a caminar cayéndose muchas veces pero ¿qué pasa entonces, cuando ya somos adultos? ¿Nos da vergüenza caernos?  ¿Pesa tanto la opinión exterior que hace que escojamos mejor “malo conocido que bueno por conocer”? Pienso que sí, que como sociedad estamos en este punto sin embargo, a nivel individual, si conseguimos reestructurar el concepto de “fracaso” conseguiremos un gran cambio. Esto es lo que en EEUU han hecho, entender el fracaso como capacidad para lanzarte hacia nuevos caminos, valorándolo como “valiente”.

Desde la Terapia Breve creemos que “el mapa no es el territorio” y por lo tanto, se ha de tener en cuenta la perspectiva que se toma sobre aquello que se quiere trabajar ya que nuestras Acciones estarán en coherencia con el significado que les otorguemos. De esta forma, la fuerza de la reestructuración es fundamental en un proceso terapéutico para lograr el objetivo de Cambio.

Entonces, ¿nos tiramos a la piscina o qué?

ELROTO-profecias

Profecías que se vuelven Acciones

En estos días el poder de la profecía autocumplida se repite en mi cabeza… ¿de qué va esto? Es sencillo, la profecía de un suceso lleva al suceso de tal profecía. Las expectativas que tenemos sobre algo en concreto se acaban dando porque ya es más que sabido la fuerza que tienen nuestras creencias, de tal manera que, una idea fija en nuestra cabeza es capaz de crear su propia realidad.

Robert K. Merton fue el primero en hablar de profecía que se autorrealiza y deriva su idea del Teorema de Thomas: “If men define situations as real, they are real in their consequences” (si las personas definen las situaciones como reales, éstas son reales en sus consecuencias).

Este efecto se relaciona con el Efecto Pigmalión o de Rosenthal, y permitió avanzar en el estudio de la motivación. Más adelante, distintas orientaciones psicológicas lo han adaptado a su propio enfoque para el beneficio de la terapia. Desde la Terapia Breve el autocumplimiento de las Profecías es algo que constantemente se está teniendo en cuenta a la hora de definir el problema y valorar las soluciones intentadas.

Paul Watzalavick en su libro El arte de amargarse la vida explica de un modo irónico y humorístico esta estrategia, entre otras, como forma que habitualmente utilizamos a fin de vivir en el sufrimiento y dolor.  Además, es un libro que recomiendo: es ameno y fácil de leer y, lo que es más importante, no deja indiferente a nadie, os lo aseguro. Y es que va en contra de lo que todos hacemos: ¡usar el sentido común! 

Pero a lo que iba, este efecto crea una realidad casi como por magia y P. Watzalavick lo explica con varios ejemplos: “cuantas más señales de stop ponga la policía, más transgresores habrá del código de circulación, lo que “obliga” a poner más señales de stop. O por ejemplo, cuanto más alta es la tasa de impuestos en un país, para compensar así los defraudes de los contribuyentes, que, naturalmente, ya se supone de antemano no van a ser sinceros, más ocasión se da a que también los ciudadanos honestos hagan trampa”.

Es aquí donde cobra relevancia la fuerza de los mensajes con qué nos rodeamos entre nosotros o con los que nos llenan la cabeza los medios de comunicación: empieza un rumor o idea a corretear en plan alarmista “el valor de la moneda bajarᨠo “tal banco puede quebrar” (algo no necesariamente cierto). Entonces la gente alarmada por el rumor retira, por si acaso, sus depósitos, de tal forma que el banco, ante las retiradas masivas de dinero, se encuentra cerca de la quiebra. La profecía se cumple.

Desde la Terapia Breve la profecía autocumplida nos ayuda a entender cómo la solución que aplicamos, en contra de toda lógica, lo que hace es perpetuar el problema. Esto es lo que se conoce -simplificando- por “la solución es el problema”.

Sin embargo, no todo es negativo y por contra, es fantástico ver como las Ideas, nuestras profecías, colaboran para que haya Cambios y nos ayuden a conseguir aquello que queremos a no ser que os pase como al hombre del libro de P. Watzalavick en  la historia del martillo ¡je,je, cuidado!

 

Ideas + Actions = Change

Hola, bienvenidos a Ideas&Acciones

 

Ideas + Actions = ChangeCon la energía que da estar viviendo una gran experiencia en San Francisco doy la salida a este blog. La finalidad de estar aquí es la Terapia Breve, y para eso nada mejor que poderme acercar al MRI en Palo Alto y a su directora Karin Schlanger[en] , que bien pronto os hablaré más acerca de ella así como también trataré de explicar lo que es esta , y cada vez más conocida, orientación.

Y no sólo viene a colación lo interesante que es conocer esta Terapia sino porque es el leitmotiv de lo que es este blog Ideas&Acciones:  ideas que si no se manifiestan en acciones visibles de poco sirve que sean ideas, y que llevado al lenguaje terapéutico, puede haber insight, introspección o autorreflexión de por qué ocurren las cosas pero si no se expresa en actos y comportamientos carece de sentido final cuando estamos pretendiendo que haya cambios reales en algo concreto.

Leía un artículo sobre el filósofo Jose Antonio Marina, que hacía referencia a estos dos conceptos. Este teórico de la educación en su libro La Inteligencia Ejecutiva cuenta cómo lo que debemos potenciar son las habilidades que unen  la idea con su realización. Estas destrezas sirven para elegir objetivos, elaborar proyectos y organizar la acción para realizarlos porque como sugiere “de nada sirve disponer de una gran capacidad analítica o de una enorme habilidad relacional si después no podemos llevar a la práctica todo lo planificado”.

La Idea de este blog lleva demasiado tiempo paseando por mi mente y  llevarlo a la Acción es posible gracias al impulso que me da estar este tiempo viviendo en San Francisco. La inquietud de reunir Ideas&Acciones en un blog se me hace una tarea apasionada a la vez que abrumadora.

Atendiendo a mi profesión de psicóloga, mi deseo es que Ideas&Acciones estén relacionadas con mi objeto de trabajo que es la persona y sus relaciones. Mente, emoción,espíritu y relaciones sociales  desde una óptica micro y macro acaban siendo mi pasión para entender lo que soy y lo que me envuelve.

Deseo que todos podamos participar de este encuentro que ofrezco con la motivación de aprender y crecer día a día.

¡Adelante!