stanford

Y es que hay sitios que motivan…

El otro día tuve tiempo suficiente para pasear tranquilamente por la Universidad de Stanford. La primera impresión que me llevé fue que es un sitio inspirador.

Cuando llegas al campus te dan la bienvenida unos grandes jardines que dan paso a claustros, iglesias, plazas…como si de un pueblo rehabilitado de Castilla se tratara. Fue durante una tarde de verano en la que apenas había estudiantes y aun así, entre grupos de turistas asiáticos, seguía teniendo buenas sensaciones.

Iba en mi paseo cuando un grupo de chicos sentados en un banco, me pararon para saber mi opinión sobre el “brainstorming” en el que estaban trabajando. Me hicieron una introducción de lo que estaban haciendo y eran el típico ejemplo de lo que abunda en Sillicon Valley y San Francisco: jóvenes con Ideas y más Ideas pensando en cómo sacar adelante ese proyecto, para vender  su producto a inversores y llevarlo a la Acción. Más allá de lo que estos chicos proponían, si os lo cuento es por  el espíritu que se respiraba. Minimizando las posibilidades de fracaso y de cuan ridículos pudieran ser sus Ideas, eran cabezas pensantes pasándolo bien, porque es que además, de eso se trata.

California atrajo emprendedores ya con la fiebre del oro. Stanford ha sido cuna de importantes empresas técnicas y científicas así como de galardonados con el Premio Nobel. Ni qué decir de la Universidad de Berkeley, otra joya de esta tierra. Das una vuelta  un domingo por la tarde por San Francisco y ves como en los garajes hay grupitos de jóvenes trabajando en sus bocetos.  Las starts-ups crecen como setas aquí e insisto, es que el ambiente que se respira es muy motivador.

Quiero recuperar por ese “espíritu inspirador” el discurso  de Steve Jobs que hizo en Stanford en el 2005. Este speech se hizo famoso a raíz de su muerte porque son muchas las reflexiones que expone. Mensajes claros fruto de la historia de su vida que hace que valga la pena ver el video.

http://www.youtube.com/watch?v=vXJYrrLGNAo

“Si hoy fuera el último día de mi vida ¿haría lo que voy a hacer?”

 

 

 

árbol clave de sol

Sonidos llenos de oxígeno

En el último post comentaba la importancia de la respiración para relajarnos. Hoy quiero añadir la fuerza de la música como aliada para esta tarea. Ahora bien, lógicamente cualquier música no vale.

árbol clave de solSi bien hay una canción que por su ritmo, melodía y armonía es adecuada para cada momento del día, si lo que pretendemos es buscar la calma poniendo nuestra atención exclusivamente en nuestra respiración, la música que escuchemos no debería evocarnos recuerdos, emociones o tener letra, por ejemplo. Por muy lenta o clásica que sea, no nos sirve, porque lo que hace es desviar nuestra atención a otros lugares.

Necesitamos una música neutral que con la práctica nos ayude a conseguir descansar la mente unos minutitos. Al principio yo me ayudaba de música oriental, canciones con mantras como las utilizadas en yoga, entre otros recursos, pero desde hace un tiempo llegó a mis manos esta aplicación que quiero compartir con vosotros.

El software se llama Natura Sound Therapy y es muy fácil de usar. Puedes evadirte allí donde estés con los sonidos de la naturaleza, mezclados con distintos instrumentos o si prefieres puedes ponerte músicas más ambientales. Con lo que tú quieras porque uno de los aspectos positivos de este programa es que lo puedes personalizar a tu gusto.

Otro sonido que puedes seleccionar y que os animo que probéis es el de las ondas cerebrales. Veréis como con unas ondas os sentís más cómodos que con otras. Estas ondas penetran a niveles más profundos del cerebro y según del tipo que sea, activan una zona cerebral distinta. Además dispone de un temporizador muy práctico, de esta forma lo activamos 5 minutos y ¡listo! Lo podéis descargar gratuitamente, con un periodo de prueba de 30 días, y si os resulta, lo compráis, que no es muy caro y tendréis más opciones.